Exposición por Francisca ‘Való’

 


 

 

francisca-valo-portada

«Siempre me ha llamado la atención el por qué hacemos lo que hacemos, de dónde parten ciertos hábitos que realizamos y con qué fin».

«Desde chica siempre pregunto y comento todo. Tengo la necesidad inquietante de no conformarme con la respuesta “porque sí”.

 


 

«Tiendo a observar una misma acción exhaustivamente hasta descomponerla en su esencia, y comprender su naturaleza primera, y desde ahí tener mi materia prima para trabajar.»

Serie fotográfica «Aislamiento voluntario»

Instalación performática con caja de madera cubierta de papel film plástico.

 

«Con la cuarentena, pasé por mucha introspección respecto al aislamiento. Vivo con mi mamá y mi hermana, y ambas estuvieron enfermas durante inicios de la cuarentena, por lo que fui la única que pudo moverse libremente por la casa. Una vez que sanaron, quise experimentar lo que era el aislamiento en su extremo, o sea, buscar mi espacio dentro de mi espacio, pese a que no había necesidad de hacerlo. Puede ser empatía, puede ser curiosidad, pueden ser ambas».

 

«Siempre parto de lo conocido. Repito incansablemente un mismo acto hasta que lo pueda internalizar de manera distinta.

Me gusta cuestionarlo desde un lado sutilmente humorístico, llevando la acción a su extremo más absurdo y exagerado

sin que pierda su fin primordial».

 

 

 


 

 

 

Ese tecito que nunca nos tomamos (2020)

ese-tecito-que-nunca-nos-tomamos-2020 (1)

Escultura hecha con papel y pintado con acuarela y acrílico, cubiertos son de papel aluminio. 

«Me basé en lo absurdo de confundir al espectador. El producto de papel es algo igual de delicado que lo que puede ser la porcelana. Se ve igual de detallado, pero no puede cumplir su función al no ser tan perdurable y ser muy endeble».

 


 

 

Reconstrucción (2020)

 

«Hay un agujero en mi cocina por unas tuberías que se rompieron hace unos años. Mi mamá siempre se queja de que se ve muy feo. y tras hacer unas matrices para un trabajo de escultura, decidí instalarlas en ese agujero de la casa, a modo de intentar taparlo».

Instalación escultórica de yeso.
Instalación escultórica de yeso.

«Me gustó esta sensación de dinamismo, de una «autoreconstrucción» de la muralla, ya que el material es muy similar, y se ve como si se estuviera intentando tapar a sí misma».

 

 

«Mi mamá ahora no quiere sacar esas manos y pies de la cocina porque le encantó, ahora es uno de nuestros rincones favoritos de la casa».

 

 

 

 


 

 

Espejito, espejito (2020)

-Escultura de alambre y espejos convexos-

espejito-espejito-2020

«Experimenté con una extensión de la vista. Quise probar con el poder que otorga saber constantemente lo que ocurre alrededor nuestro».

«Pese a ser un objeto muy precario, creo que la elegancia con que finalmente toma forma cromáticamente el registro le otorga un valor muy preciado a un objeto que nació desde una necesidad de saber todo, todo el tiempo».

 


 

¿Qué estay mirando? (Ah, espera, soy yo) (2020)

«Tenía un espejo frente a mi escritorio en la casa de mi mamá. Nunca lo saqué porque nunca iba en época de estudios. Con la cuarentena, se me olvidó sacarlo, y durante varias semanas me veía todo el tiempo».

Francisca Valenzuela (8)
Instalación con papel preparado con café y extracto de nogal, tiza y carboncillo

 

«Me interesó que dependiendo del día mi autopercepción de mí podía ser muy extremadamente deforme, para bien o para mal, o muy hiperrealista. Decidí hacerme autorretratos durante el período de 3 semanas para capturar las diferencias de percepción, y los fui colgando en la muralla frente a mi cama (donde se halla el espejo)». «A medida que iba avanzando con el trabajo, tenía que enfrentarme a verme más seguido, analizarme más, buscar más detalle, hasta hastiarme de tener que verme y dibujarme»

 

«Trato de estudiar lo que más pueda distintos medios para tener libertad de poder plasmar mi intento de respuesta en el ámbito plástico».

 

Francisca Valenzuela